26 de febrero de 2009

Y colorín colorado....

Los niños, que desconocen aún muchas cosas, disfrutan con su imaginación.

Los mayores, que ya conocen demasiadas, disfrutan con sus recuerdos.

Por esta razón, los niños escuchan los cuentos muy atentamente y los mayores los cuentan con tanta sabiduría.

Sin embargo, a causa de la estupidez humana, dejamos de interesarnos por ellos para empezar a creer en otros, mucho más inverosímiles,que nos van contando a lo largo de nuestra vida.

Imagen: fancy36



Intérprete: Rosa León - Érase una vez

17 comentarios:

Ligia dijo...

Así de estúpidos somos, creemos en los cuentos de Calleja. Abrazos

Fernando dijo...

y así nos va...

Isabel dijo...

Ligia,bueno,no hay duda que a veces cuesta diferenciar unos de otros.
Al fin y al cabo todos son cuentos...
No me gusta que me tomen por tonta,pero está claro que a veces no somos conscientes de toda la estupidez que llevamos dentro...
Un cálido abrazo,amiga.

Fernando,tendremos que ser un poco más incrédulos para algunas cosas,sin llegar al desencanto,
evidentemente.Nada fácil,desde luego...Un besote y gracias ,amigo.:-)

Francisco dijo...

Wooow...debo ser realmente estúpido porque no me quedó del todo claro lo que querías transmitir.
¿estás diciendo que dejamos de escuchar los cuentos infantiles (generalmente tan marcados por el bien puro y el mal absoluto) para empezar a darnos cuenta de que esa barrera entre el bien y el mal es más compleja?. O simplemente que pasamos a enredarnos con cuentos "serios" que son más absurdos que los infantiles.

Debe ser la hora supongo, pero te juro que lo lei 6 veces y no logré captar que quisiste decir. Perdón por la dureza de entendimiento hoy.

PD: Hermosa canción, me hizo acordar al reino del revés (por la palabra, no por la música y letra).

Saludos

Aleksander Nagi dijo...

Isabel,
… es lindo cuando el alma habla y se presenta en letras que hacen de su voz una verdad
… pero es hermoso y espectacular, cuando el alma habla y su voz se vuelve en una verdad para otras almas, que se identifican y se ven reflejados en su espejo
… el vaivén infinito de mi alma
… con su silencio profundo en el mar de lágrimas ahogadas
... con sus gritos débiles que expulsan unos últimos suspiros que desvanecen en burbujas que van hacia la superficie y se mezclan con el aire
… mientras el cuerpo se hunde buscando descansar en las arenas del fondo
… tus letras hablaron por mi alma viajera, con alas cansadas, en su vuelo inevitable hacia el desconocido
… un beso y un abrazo
PD: Isabel, este comentario era para tu post “Viaje Circular”… debido a que este también es otro espejo, aproveché para publicarlo en este espacio.

Isabel dijo...

Francisco,pues lo que quiero decir es que al crecer,abandonamos nuestros cuentos "perfectos",con sus ilusiones,aventuras,emociones,
miedos y valentias, su mal y su bien...
Todo un mundo de fantasias abandonado para caer nuevamente,cuando crecemos,en otro mundo de cuentos reales,no imaginados, que no tienen final feliz; porque la realidad siempre es otra.
Nunca termina como los cuentos, aunque podemos extraer de ella muchas más moralejas...
¡Espabila!, que la vida no es ningún cuento donde siempre reina la justicia.
Pues eso,que "colorín colorado nuestros cuentos maravillosos se han acabado".
¿Aclarado o no? ;-)

Aleksander,amigo...Cuántas veces somos espejos para los demás cuando la palabra cumple su función; la de comprendernos,de unirnos en ideas,sentimientos y pareceres.
En este caso te identificas con las mías,cuando el alma viajera,(simbólica o realmente hablando) vuelve la vista y comprende que la mitad del tiempo lo ha pasado dejando atrás las cosas más importantes de su vida.Claro que cansa,amigo,que desanima a veces;pero la brújula de nuestro corazón sigue marcando un rumbo claro hacia ese puerto especial, que en algún momento de nuestra vida será el amarre definitivo.
Me alegra saber de ti y,ya sabes, nunca te desanimes,déjate fluir y no navegues contra la corriente,amigo.
No permitas que tu ánimo viajero zozobre jamás,estés donde estés;el corazón siempre conoce cuál es su puerto de abrigo contra las tempestades...
Mi cariño va de camino,amigo.:-)
Un fuerte abrazo.

zel dijo...

Los cuentos, de todas formas, nos ensenyan a vivir, antes eran auténticos, ahora estan edulcorados...són un buen entreno para sobrevivir...

thoti dijo...

.. genial!!..
.. ¿que más añadir?.. me ha fascinado..
.. y los que no se crean lo que dices.. allá ellos con sus propios "cuentos"..
.. un abrazo, Isabel.. y un feliz fin de semana..

Francisco dijo...

Fiuu, menos mal que iba orientado jajajaja.

Pues si, los cuentos infantiles se quedan en el baúl de los recuerdos inocentes de la infancia.

Pero bueno, son el mundo que nunca pudimos hacer. Una ironía cruel del mundo perfecto como fantasía infantil.

Saludos, gracias por la explicación.

Pere Chuliá dijo...

Jeje, eso me recuerda algunos que me están contando ultimamente. Muy inteligente y muy mordaz. Un beso Isabel.

Isabel dijo...

Zel,si nos remitimos, exclusivamente, al mundo del cuento infantil hoy en día lo que hay es simplemente un puro negocio;vamos, exactamente igual que la mayoría de los cuentos de "adultos". ;-)
Y por supuesto éstos también enseñan a vivir.
¿O es a mentir?...Un abrazo grande amiga.Buen fin de semana.

Thoti,gracias por tus palabras y te deseo también un fin de semana estupendo.Que lo disfrutes bien y mucho,amigo.:-)Besitos.

Francisco,jaja,espero que a pesar de todo el mundo de la fantasía no se haya devaluado para ti.Si no fuera por la imaginación,¿dónde estaríamos nosotros en realidad?.Buen fin de semana,amigo.

Pere,lo peor de todo es que no sólo a ti te los están contando,amigo;lo malo de verdad es creérselos todos.A veces ni la inteligencia puede contra ellos,sobre todo cuando están tan bien fabulados.
Sin embargo yo te deseo un fin de semana de cuento,ya ves...jaja.Besos para Isabel también.

Francisco dijo...

Para nada devaluados, no hay baúl que no abra más que ese jaja.

El búho rojo dijo...

Querida Isabel... no puedo hoy estar más de acuerdo con tus palabras...

Tal vez por ello, cuando llegamos a la vejez, estamos en disposición de contar nuestros propios cuentos, nuestras propias historias, tal vez enmendando nuestros propios errores...

Tal vez, sólo tal vez, al final de nuestra vida, cuando tengamos todas las opciones, seamos capaces de comprender algo más

Un beso

Isabel dijo...

Francisco ,me alegra saber que guardas con celo ese baúl para abrirlo en las mejores ocasiones... Un beso.:-)

Pablo,¿llegaremos en algún momento a comprender algo?Pasemos de cuentos y vivamos, que se nos hace tarde,amigo...
Buen domingo y besos.:-)

Cecilia Alameda Sol dijo...

Algunos queremos seguir creyendo en la magia y en lo irreal toda la vida.

jhwh dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=a5iYlChN39k&feature=related

feliz semana.

Isabel dijo...

Cecilia,seguir creyendo en la magia no hace que la realidad cambie,¿o tal vez sí?...
Tal vez hay que intentar que la realidad cambie para que algunas cosas parezcan mágicas.
¿Sabes?A veces me das la impresión de que eres una persona muy seria,como si te tomaras todas las cosas con demasiada trascendencia; ¿es así o sólo son impresiones mías?
Las palabras virtuales son siempre limitadas,será por eso...
Un beso,amiga.:-)

Jhwh,vaya,creo que hemos empezado la semana con una moraleja:hay que conservar la esperanza; o al menos eso necesito creer...
Gracias,amigo.
Que sea la mejor para ti también. Un abrazo. :-)