26 de enero de 2007

Al calor de mi alma


Esta noche quiero taparme, siento frío; quiero taparme y dejar que me iluminen las estrellas que al cerrar mis ojos imagino tras la empañada ventana.

Cristales opacos que me acrecientan la imaginación con un cielo rutilante; pequeñas luciérnagas arremolinadas y noctámbulas del índigo cielo que brilla en la noche.
Esta noche quiero el calor por dentro y por fuera.

Esta fría noche de enero me trae recuerdos helados, mantos blancos que nunca me cubrieron como el calor del cuerpo amado, como la arena blanca del ardiente verano .
Esta noche, no es como las otras; como ninguna otra.

Siento que me arde el alma y que puedo fundirme con mis propias llamas; siento que me sobran las palabras.
Esta noche de hielo, soy mucho más que fuego; mientras este frío que siento por fuera sigue sin comprender nada del calor intenso que siempre habita en mi alma.

7 comentarios:

Pinkerton dijo...

Tiene un toque antigua, extemporáneo casi barroco con eso de las contradicciones de fuego y hielo como las de Santa Teresa.
Dicen que de la literatura mística a la erótica hay un paso.

Isabel dijo...

Pinkerton:no hay nada más sencillo y placentero que reconocer la plenitud dentro de uno mismo,aunque fuera hiele...
Llevas razón,todo lo que está relacionado con el sentimiento está lleno de algo de mística y erotismo a la vez...
Me hace sentir bien y ¿a ti?.
Nada mejor que el amor propio a veces.;-)
Saludos.

sofia dijo...

que pasada de imagen y luego fui leyéndote ... emborracha. Alma cremosa con mucho hielo..buen licor a esta hora :) me encantó besos

El detective amaestrado dijo...

Me encantó esa mezcla de fuego y frío, me pareció muy familiar

el buho rojo dijo...

No importa lo que no eres tú... lo que no sientes tú... eso es accesorio siempre...

Una deliciosa mezcla sin duda, que algunas veces embriaga...

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. el calor interno es capaz hasta de cambiar la temperatura exterior..

Isabel dijo...

Amigos,seguramente todos teneis un poco de culpa de que sienta esta incandescente calidez interna que me arropa...
Gracias por leer,comentar y continuar ahí... :-)