18 de octubre de 2007

Sabor manzana

Con un suave y fresco tacto, me inundas de aroma campestre; mis ojos se cierran mientras voy, sin pecado, mordiendo tu fruto prohibido.

Segregas un dulce néctar,de cremoso sentimiento, que me llena de reminiscencias de rojos atardeceres y blancas albas.

Redondo recipiente de sidra y espuma, irregular esfera que, femeninamente,te enfundas con tu delgado vestido de tonos verdes y amarillos, pardos y rojos.

Tan sensual, madura y entallada que siento la lujuriosa necesidad de morderte poco a poco, prestando mis labios a tu entregada presencia.



Sé que acabarás sacrificándote ante mi impetuosidad, para que fructifique mi cálida y callada boca, sembrando con tus semillas mi natural vocabulario.

Y así, de esta sutil manera, nacerán con un sabor nuevo mis palabras.

8 comentarios:

thoti dijo...

.. !me han entrado ganas de comerme una manzana., Isabel!. ¿será la tentación?.. :-)
.. muy bonito y sensual texto.. es alucinante la cantidad de matices, aromas y colores, que podemos expresar con las palabras..
.. con las mías te mando un beso de amigo..
.. ¡salud!..

Carmen dijo...

muy rojas.

así me gustan las manzanas que incitan a pecar :))

Besazo Isabel

Candela dijo...

Nunca comer una manzana supuso tanta alegría.

¡Que hambre! Y más a estas horas.

Un besito

LlunA dijo...

mmmmmmmmm que bonito!!! y que fresco!! y ahora me comeria una....MANZANA ROJA FRESQUITA!
Besote

Carito dijo...

Y pensar que no me gustan las manzanas y con tus palabras hasta pensé en que les podía dar una sgeunda oportunidad y probarlas nuevamente!

JHWH dijo...

Eso es comerse una manzana con todos los sentidos, si señor.
Saludos y gracias.

Amor dijo...

apoyo con toda mi alma tanto caer en general en las tentaciones como hacer nacer palabras fiertes y sentidas de esos deseos y de esas cídas

te beso

santi

:-)

nadaq dijo...

...y yo sin manzanas en casa...cachiiiissss!!!!!!